viernes, 3 de agosto de 2012

The Hitmen, "Aim for the feet"

No hay nada mejor que reencontrarse con viejos discos olvidados, que llevan acumulando polvo en la estantería durante años, y que un día recuperas sin ninguna razón y de repente pasan a absorber toda la atención. Es el caso de "Aim for the feet" de The Hitmen, un disco que en su día confundí con algún otro de la banda homónima australiana, mucho más contundentes, en la línea de grupos como Radio Birdman o New Christs, que hacían un Rock and Roll de Garage con esencias High Energy.

En la confusión, de los "otros" Hitmen procedentes de Inglaterra, esperaba energía, volumen y grasienta contundencia, y en su lugar encontré Pop bajo en calorías, con una producción demasiado pulida, y para colmo de males, poseía algunos irritantes teclados y sintetizadores tan típicos de los 80. Tal fue la decepción, que después de la segunda escucha, el disco quedó condenado al rincón más oscuro de la estantería, a la espera de encontrar un enemigo a quién regalárselo, o un destino peor: la basura.

Pasaron los años, hasta que recientemente he recuperado "Aim for the feet", y tras una primera re-escucha el problema se resuelve de forma sencilla, tan fácil como un disco lleno de buenos momentos, sin ninguna consecuencia, y repleto de canciones de estribillo fácil; para qué más, y más cuando se trata de temas endemoniadamente buenos que alimentan el alma. The Hitmen fueron un grupo más de la New Wave surgido en los 80, que tuvieron que luchar contra producciones planas, peinados imposibles y las promesas de convertirse en estrellas. Tuvieron una vida corta, e investigando por ahí, la sabiduría popular habla mejor de un segundo LP que de este.

Aún así, visto desde hoy, "Aim for the feet" quizás adolezca de las tendencias de la época en cuanto a ejecución y sonido. Pero una vez que te quitas los prejuicios de encima (¡Que bien te sientes!), y aceptas el disco tal como es, sale a flote un sólido trabajo de música Pop que golpea en las narices de los que alguna vez insinuamos que los 80 fueron nefastos para la música, y buscamos la vía fácil de la descalificación. Como rectificar es de sabios, nunca es tarde para reivindicar esta bendita colección de deliciosas canciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger templates Brooklyn by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP