miércoles, 3 de octubre de 2012

Terry Manning

Terry Manning es uno de esos personajes aparentemente secundarios situado lejos de los focos del estrellato, casi siempre en un discreto segundo plano, ejerciendo labores de producción, ingeniería de sonido, composición o acompañando a la estrella de turno como solvente músico de sesión. Detrás de esa discreción se esconde una figura de enorme importancia para el acabado de un disco, que puede marcar la diferencia entre lo correcto o lo genial, y Manning con su talento consiguió muchas veces esa selecta genialidad.

Terry Manning se crió en El Paso, Texas, donde dio sus primeros pasos musicales junto a su amigo Bobby "I fought the law" Fuller, quizás el heredero más digno del legado de otro tejano de excepción: Buddy Holly. Terry y Bobby tiraron por caminos distintos, Bobby viaja a Los Angeles y tras una intachable pero breve discografía muere en 1966 en oscuras circunstancias. Terry Manning se instala en Memphis y pronto es contratado por Steve Cropper, mano derecha de Estelle Axton y Jim Stewart, dos hermanos propietarios de un pequeño estudio de grabación y sello discográfico que hará historia: Stax records.

Estudios Ardent
Terry trabaja en Stax como ayudante de ingeniero de sonido y músico de sesión. Al poco tiempo es contratado para trabajar en los estudios Ardent (también en Memphis) donde tiene el privilegio de aprender el oficio de ingeniero de sonido al lado de maestros como Dan Penn, Willie Mitchell, Jim Dickinson o el ya citado Steve Cropper, que ya le había dado su primera oportunidad en Stax. En aquella época (mediados de los 60) la moderna tecnología de los Studios Ardent atrae a las figuras más relevantes de la música Soul y Rhythm and Blues del momento, incluida casi toda la plantilla Stax, desde Otis Redding hasta Booker T. and the MG's, los numerosos artistas que graban en los estudios FAME de Alabama, o grupos de Soul-Pop blanco como los Boxtops de Alex Chilton, colega de Terry.

Otro personaje imprescindible en esta historia es Al Bell, productor y compositor para Stax, pero conocido sobre todo por que a partir del final de los 60 se convirtió en co-propietario de Stax junto a Jim Stewart, iniciando un período de gran expansión del sello que desembocaría en una anunciada banca rota a mediados de los 70. Al Bell consciente del talento de Terry Manning le contrata para producir y mezclar algunos discos de los Staple Singers, que marcarían hitos artísticos, comerciales y sociales dentro del Soul y Rhythm and Blues americano de los 70. Además le convence para grabar un disco en solitario, y así es como nace "Home sweet home", primer y único trabajo de Terry.

"Home sweet home" fue editado en 1970 en el sello Enterprise records, una filial de la entonces ya macro compañía Stax, también "hogar" de Isaac Hayes. El disco pasó completamente desapercibido, pero afortunadamente el alucinante sello 4 Men With Beards lo ha vuelto a reeditar hace muy poco. "Home sweet home" es un disco altamente rockero, que se alimenta de las raíces Soul y Rhythm and Blues que rodean a Terry por todas partes, pero al mismo tiempo es un disco de su tiempo, finales de los 60, colocado en una foto de familia junto a los Beatles, la Psicodelia y el Blues-Rock, pero de una forma más festiva, desenfadada y natural, buscando que el oyente disfrute sobre todas las cosas.

"Home sweet home" está lleno de múltiples paisajes sonoros, y es un cuadro que pinta el mismo Terry Manning, tan solo con la ayuda de un batería y la ocasional colaboración de Chris Bell a la guitarra solista, el resto Terry se lo guisa el solo. Y es que detrás de un ingeniero de sonido se esconde un musicazo que domina múltiples instrumentos, posee una voz descomunal aprendida de gigantes como Otis o Mavis Staples, y lo más importante, mete las manos en el barro. No se limita a fabricar un pulcro disco en un frío estudio de grabación, no que va, aquí priman infecciosos pildorazos de Rock and Soul más mortíferos que todas nuestras fuerzas de seguridad del estado juntas.

"Home sweet home" abre con "Savoy Truffle" del "blanco" de los Beatles. 11 apabullantes minutos que empiezan con una introducción de sintetizadores "Moog", para ceder el paso a una fornida sección rítmica avivada por una calentorra armónica y capas de guitarras que rejuvenecen a la psicodelia, dándole más inmediatez. "Guess things happen that way" es un tema de Country tocado, entre muchos, por Johnny Cash. Terry hace una auténtica deconstrucción del tema añadiendo dinamismo, más psicodelia y un estupendo piano eléctrico de fondo. "Trashy dog" anima a bailar al ritmo del Memphis sound en un cruce de caminos con la Motown, tras emprender un viaje de 3 minutos para abandonar las penas. "Wild wild rocker" encaja a la perfección cuando sustituimos al clásico Rocker por un tipo de Louisiana que se vuelve loco y quema pianos en escena. Efectivamente, un homenaje en toda regla al ínclito Jerry Lee Lewis, donde el dichoso piano gana el protagonismo, aunque la guitarra de Chris Bell no está nada mal.

Pasamos página hacia la cara B y nos damos de narices con "Choo choo train" de los Boxtops, aquí mucho más rockera y lasciva que la original, donde los elegantes vientos son sustituidos por un sólido muro de ritmo que se une con "I ain't got you", piedra angular del Blues eléctrico que Terry ralentiza, y es capaz de mantener una tensión construida sobre efectos Fuzz y guitarra slide, para morir en un psicótico final. "Sour mash" es un guiño evidente pero delicioso a Booker T. and The MG's, con espejismos del órgano Hammond de Booker T. Jones o la elegante Telecaster de Steve Crooper. Para redondear la jugada, Terry ataca "I wanna be your man", el maravilloso tema que los Beatles cedieron a los Stones. Una gozada infectada de energía Fuzz, punteos estratosféricos y una voz completamente poseída por sus hermanos negros.

Terry en el tajo
"Home sweet home" quizás fue un entretenimiento, un complemento a la trayectoria como productor e ingeniero de sonido de Terry, pero a la vista de los resultados, su talento es algo muy serio, y es una lástima que no publicara más discos, pero como las cosas son como son, nos conformaremos con disfrutar de este discazo una y otra vez, y también, como no, desempolvar discografías de autores en las que Manning estuvo involucrado directamente. La lista es enorme: ZZ Top, George Thorogood, Jason and the Scorchers, algo de Led Zeppelin, por no hablar de su gloriosa época de los 60 y 70, con la Stax, HI, FAME y un montón de inolvidables sellos más.


Gracias a Radiocity Discos por recomendarme este "Home sweet home" sin pestañear.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger templates Brooklyn by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP